viernes, 17 de octubre de 2014

Imprescindible entrevista a @pasi_sahlberg [Embajador Educativo de Finlandia]

Una conversación sobre Lecciones de Finlandia. Con John Graham (Professional Voice/Australia)

"Creemos firmemente en la educación pública"

"PISA es, en muchas ocasiones, como una caja de cerillas en las manos de un niño pequeño".

"Los sistemas educativos con mejores resultados entre los países de la OCDE son aquellos que combinan calidad con equidad".

"Es un mito que la calidad de un sistema educativo tenga como techo la calidad de sus maestros".

Publicado en Professional Voice, 10 (1), pp. 46-53, verano de 2014. Australia Education Union. 
Traducido por Kaleida Forma con permiso de Australia Education Union [please, citar fuente original y traducida] 
Fuente: blog de Pasi Sahlberg.

Puedes acceder a la entrevista en el desplegable.


John Graham: Se considera que Finlandia tiene uno de los mejores sistemas educativos del mundo. ¿Qué elementos del sistema finlandés crees que marcan la diferencia y elevan el rendimiento de sus estudiantes por encima de los de muchos otros países?

Pasi Sahlberg: La prensa extranjera y algunos otros pueden considerar que Finlandia tiene el mejor sistema educativo del mundo, pero la verdad es que no muchos finlandeses lo creen. Cuando la OCDE publicó los primeros resultados de PISA en 2001, muchos se sorprendieron. Entre ellos los finlandeses, porque Finlandia nunca se planteó estar en lo alto de los rankings de PISA. La manera de ver la educación en Finlandia —tanto entre los educadores como entre los ciudadanos— es muy diferente a la manera en que se ve en muchos otros lugares donde las naciones compiten entre sí para ver quién será la mejor. Para los finlandeses, lo que importa en la educación es que todos los niños cuenten con oportunidades de tener éxito y que cada uno de ellos se sienta feliz y bien en la escuela.

Una vez dicho esto, hay algunos elementos visibles del sistema finlandés que sí marcan una diferencia. Aquí sólo mencionaré tres. En primer lugar, creemos firmemente en la educación pública y, por tanto, manejamos cuidadosamente el permiso para funcionar de otro tipo de escuelas. En Finlandia existen cerca de 75 escuelas independientes, pero financiadas con fondos públicos (como escuelas Steiner, escuelas religiosas y escuelas de formación de profesores universitarios), pero son parte de la red pública. Hacemos todo lo posible para animar a los padres a elegir para sus hijos la escuela de su barrio dentro de la libre elección que tienen con respecto a donde aprenderán sus hijos.

En segundo lugar, disponemos de un sistema de intervención integral y temprana para identificar y apoyar a los niños que tienen algún tipo de necesidad especial en la escuela. Cada escuela debe tener lo que llamamos un "equipo de bienestar de los alumnos" que es responsable de asegurar que todos los alumnos reciban el apoyo y la ayuda adecuados en todas las escuelas. Actualmente los servicios de educación especial incluyen cerca de un tercio del total de los alumnos de la enseñanza básica (cursos 1º a 9º). Como consecuencia, la repetición de curso es muy baja y las tasas de graduación de la escuela básica se acercan al cien por cien.

En tercer lugar, para poder tener éxito con los dos elementos anteriores, Finlandia tiene un sistema particular de seleccionar y educar a su profesorado. A finales de los años 70 el Gobierno finlandés decidió elevar la profesión docente al mismo nivel que otras profesiones altamente valoradas, como la medicina y el derecho, al hacer que la cualificación básica para la enseñanza básica fuera un título de máster. La formación del profesorado en Finlandia se basa en la investigación y esto nos ha permitido mejorar la confianza de la sociedad en los docentes y en sus responsabilidad profesional. Los profesores en Finlandia gozan de prestigio social y la enseñanza es vista por muchos jóvenes finlandeses como una opción profesional competitiva. Las escuelas finlandesas son realmente comunidades de aprendizaje profesional con una cantidad considerable de autonomía y libertad para encontrar las mejores maneras de apoyar el aprendizaje de los alumnos.

JG Uno de los temas de interés periodístico del programa de evaluación PISA 2012 fue el ligero descenso en el rendimiento de Finlandia en comparación con convocatorias anteriores. ¿Cómo han reaccionado los medios de comunicación y los políticos de Finlandia a este descenso? ¿Tiene alguna explicación para la caida de los resultados de Finlandia en 2012?

PS En Finlandia contamos con una manera sistemática de monitorear los resultados educativos mediante evaluaciones e investigaciones nacionales. PISA es, en cierto modo, una herramienta para agregar valor o confirmar los resultados nacionales con respecto al rendimiento del sistema. Por lo tanto nuestros propios datos ya habían indicado que se había producido un ligero descenso generalizado desde mediados de la década de 2000 en lectura y en aprendizaje de las matemáticas y, en menor grado, en ciencias. Nuestros responsables educativos ya habían señalado mucho antes de que se hiciera público PISA 2012, en diciembre de 2013, que no era probable que Finlandia consiguiera, en este momento, unos resultados tan favorables en PISA. Los medios de comunicación informaron de los resultados de PISA 2012 como siempre lo hacen, mediante la publicación de los rankings de clasificación internacionales concluyendo que Finlandia ya no era el líder mundial. La reacción de los políticos fue que Finlandia sigue siendo el #2 en la familia de la OCDE y, por lo tanto, haciéndolo bien.

Pero la pregunta de por qué están disminuyendo los resultados en lectura y matemáticas en Finlandia es importante. Una parte de la explicación es que hay muchos otros sistemas educativos de la OCDE que han ajustado sus políticas educativas y la financiación de sus sistemas educativos para mejorar sus puntuaciones en PISA. Casi se ha convertido en una norma fijar los objetivos nacionales para que un determinado país esté, en el futuro, entre los cinco mejores de PISA. Esto no es lo que se ha hecho en Finlandia. El enfoque en las escuelas finlandesas ha cambiado realmente hacia las artes, las ciencias sociales y la creatividad en lugar de prestar cada vez más atención a la lectura, las matemáticas y la ciencia.

Un argumento convincente para explicar el declive en el aprendizaje de Finlandia es que gran parte de esa tendencia negativa se asocia con el desempeño de los niños finlandeses en la escuela, no de las niñas. Mis datos sugieren que si los niños finlandeses consiguieran unos resultados similares a los de las niñas finlandesas (como sucede en otros países de la OCDE), no habría ningún cambio en el rendimiento de Finlandia en PISA. Además, si los niños finlandeses lo hicieran tan bien como las niñas en lectura, matemáticas y ciencias Finlandia tendría un rendimiento cercano al de Singapur. De modo que parece que tenemos un reto específico para hacer el aprendizaje más inspirador para nuestros chicos  adolescentes.

JG Hablando en general sobre PISA, el efecto de los rankings de PISA tiene un profundo y creciente impacto en el panorama de la educación en Australia y muchos otros países. La bajada en el rendimiento de los alumnos de 15 años de Australia en PISA 2012 ha sido utilizado por los diferentes gobiernos del país para justificar sus paquetes de "reformas" educativas favoritas. También me gustaría mencionar la reciente carta enviada a la OCDE por una serie de académicos de educación y otras personas de todo el mundo que deploraban las consecuencias negativas de PISA sobre los sistemas educativos. ¿Cuál es su opinión acerca de PISA, su creciente influencia y su utilización por parte de los gobiernos para justificar las reformas?

PS Australia debería ser prudente y no sacar conclusiones demasiado precipitadas sobre su rendimiento en PISA. Desde su inauguración en el año 2000 a PISA se han unido toda una serie de nuevos "competidores" por lo que la naturaleza del juego ha cambiado. Algunos de estos recién llegados –Singapur, Macao, Hong Kong y Shanghai– han ocupado las primeras posiciones en los rankings PISA. Esto, obviamente, afecta el lugar en que se sitúan Australia o Finlandia en estos rankings mundiales. También deberíamos saber que los sistemas educativos de todos estos países tienen sistemas de clases extraescolares de refuerzo muy extendidos y muy caros a los que la mayoría de los alumnos deben asistir con el fin de satisfacer las expectativas de sus padres.

¡Tu pregunta sobre el valor de PISA es como preguntar qué piensas del fuego! Ambos son útiles y pueden beneficiar nuestras vidas de manera significativa si sabemos cómo tratar con ellos. Desafortunadamente PISA es, en muchas ocasiones, como una caja de cerillas en las manos de un niño pequeño. PISA, sin duda, ha tenido consecuencias negativas en algunos lugares en los que ha tomado el asiento del conductor a la hora de determinar las prioridades en las políticas educativas nacionales. En este momento existe un número de países (incluyendo Australia) que han formulado sus objetivos en materia educativa para estar en la cima de los rankings mundiales. Un exceso de presión para alcanzar esos objetivos, insistiendo en que las escuelas y los maestros se enfoquen en un área reducida del rendimiento académico a expensas de un aprendizaje y de unos objetivos de desarrollo personal más amplios, pueden tener efectos preocupantes en el futuro. Por otro lado, se podría afirmar que sin PISA la geografía mundial de la educación sería muy diferente. Me da la impresión de que, de no ser por PISA, estaríamos viendo todavía más soluciones basadas en el mercado y en la privatización de la educación pública de las que ya padecemos actualmente. Está claro que no estaríamos hablando sobre el papel clave que tiene la equidad en la construcción de los sistemas educativos exitosos como lo estamos haciendo hoy. Y, más concretamente, si no hubiera existido PISA yo no estaría haciendo esta entrevista para que los profesores australianos la leyeran.

JG Uno de los resultados de PISA ha sido que ciertos sistemas educativos –Finlandia, Shanghai-China, Corea, etc– se han convertido en un ejemplo que otros países tratan de emular. ¿Cuál es su opinión sobre esto? ¿Pueden los sistemas educativos ser trasladados de un país a otro?

PS La verdad, es absolutamente lamentable que, a pesar de las palabras de advertencia por parte de la propia OCDE y muchos educadores incluyéndome a mí, existan tantos que deseen imitar a los sistemas educativos de mayor éxito en PISA con la esperanza de encontrar soluciones a los desafíos de su propio sistema. Me ha decepcionado tremendamente la manera tan pobre en que, por lo general, la gente entiende lo que PISA puede aportar. La mayoría de la gente, educadores incluidos, parecen percibir PISA más como un ranking de clasificación global que como un termómetro que muestra la buena o mala salud de tu sistema educativo.

Pero la OCDE es muy clara sobre las características de un sistema educativo exitoso. Debe tener un alto rendimiento de los estudiantes en todos los dominios medidos, debe tener un alto nivel de equidad que sugiere que el entorno socioeconómico de los alumnos no es un indicador relevante de su logro, debe tener altos niveles generales de participación en la educación (incluyendo altas tasas de graduación), y debe garantizar que tanto los recursos humanos como los financieros se utilizan de manera eficiente para lograr estos resultados.

Es mucho lo que todos podemos aprender acerca de estos aspectos del "alto rendimiento", pero no se debería pensar que, rediseñando tu propio sistema educativo en función de los tres elementos que han impulsado el éxito de Finlandia, las cosas van a mejorar. Mi teoría en este momento es que en todos los sistemas educativos exitosos existen factores culturales, económicos y sociales externos a las escuelas que actúan como poderosos motores del alto rendimiento educativo similares a los que se encuentran en el interior de los sistemas educativos. Mi próximo libro, Lecciones invisibles (o Aprendizaje Invisible), trata sobre estos elementos ocultos tras un desempeño educativo exitoso.

JG Has sido el responsable de conceptualizar y dar nombre a un conjunto de reformas educativas, que se han hecho hegemónicas en los sistemas educativos de países anglosajones, como EE.UU., Reino Unido y Australia, como el GERMen o Global Education Reform Movement (Movimiento por la Reforma Educativa Global) ¿Qué es GERMen? ¿Funciona? ¿Por qué crees que los gobiernos y las autoridades educativas de estos países están tan decididas a implementar políticas GERMen?

PS Bueno, GERMen es una ortodoxia política educativa no oficial que muchas instituciones formales, empresas y gobiernos han adoptado como su programa oficial en el desarrollo educativo. Este movimiento global incluye algunos elementos interesantes que han puesto el foco sobre el aprendizaje, potenciado el acceso a la educación para todos y enfatizado en la adquisición de conocimientos y habilidades que son relevantes en el mundo real. Pero GERMen también tiene síntomas que indican que puede ser perjudicial para su huésped; basar las reformas educativas en la competición, la estandarización, la rendición de cuentas basada en tests, las vías de acceso rápido a la enseñanza y la privatización de la educación pública. Mi opinión es que GERMen es un fenómeno real y que ha tenido éxito extendiéndose por todo el mundo.

Entre las razones para la hegemonía mundial de GERMen se encuentran su lógica interna, ejemplos establecidos por algunos países anglosajones y la creciente presencia de empresas privadas en la mejora educativa. ¿Cuáles ha sido los efectos de GERMen hasta ahora? PISA, que data del año 2000, muestra claramente que ninguno de los sistemas escolares infectados por GERMen –Inglaterra, Estados Unidos, Australia, Nueva Zelanda, Canadá, los Países Bajos o Suecia– ha sido capaces de mejorar el rendimiento educativo, contrariamente a las promesas políticas realizadas cuando estas soluciones de GERMen fueron elegidas para ser las claves en los programas de reforma eductiva nacionales.

JG Australia tiene uno de los sistemas educativos más privatizados del mundo. Ahora estamos viviendo una ofensiva para quebrar los sistemas educativos públicos estatales introduciendo el equivalente de las escuelas charter o de las English academies. ¿Cuál es tu opinión sobre el papel de los sistemas educativos públicos? ¿Crees que es buena la idea de las escuelas charter (actualmente llamadas Escuelas Públicas Independientes por nuestro Gobierno Federal)?

PS La privatización de la educación pública es uno de los objetivos centrales del GERMen. La investigación muestra cómo los esfuerzos para privatizar la educación mediante cheques o modelos alternativos de gobierno no han traído las mejoras de aprendizaje o las ganancias en eficiencia prometidas. Esto es cierto para las escuelas charter en EE.UU, para las "escuelas libres" de Suecia y para el experimento chileno. La OCDE tiene un mensaje claro para todos aquellos que desean mejorar sus sistemas educativos mediante soluciones basadas en el mercado. En su informe de 2012, Equidad y Calidad en Educación, la OCDE concluía: "Los defensores de la elección de escuela suelen argumentar que la introducción de mecanismos de mercado permiten un acceso igualitario a una educación de alta calidad para todos. Sin embargo, las pruebas no apoyan estas percepciones, mientras que la elección de centro y los mecanismos de mercado asociados pueden favorecer la segregación. Los sistemas educativos con mejores resultados entre los países de la OCDE son aquellos que combinan calidad con equidad".

Creo que la elección de escuela como forma de mejora de los sistemas educativos en su conjunto es más un mito que una realidad. La cuestión no es, de todos modos, elección o no elección. Se trata de si tenemos una buena escuela para todos los niños o sólo para algunos. Al final tenemos que encontrar la manera de gestionar la elección de las familias para que no dañe la equidad.

JG Actualmente existe una obsesión con la necesidad de mejorar la "calidad del profesorado". Existen una serie de iniciativas para establecer estándares más estrictos para la entrada en la profesión y tener procesos más rigurosos de evaluación del desempeño docente. ¿Cuál es tu perspectiva sobre estos argumentos en relación con la calidad del profesorado?

PS En mi opinión, otro mito es que la enseñanza es fácil. En otras palabras, que cualquier persona puede enseñar si es inteligente y está interesada en pasar tiempo con las personas. Lo que han hecho Finlandia y Singapur, por ejemplo, es reconocer que la enseñanza es una profesión difícil. Se requieren unos conocimientos y unas habilidades complejas similares a las que utilizan los médicos y los abogados en su trabajo. Estoy a favor de elevar los estándares de entrada en la profesión docente para que esté al mismo nivel que otras profesiones altamente valoradas. La introducción de controles de calidad estrictos en el acceso a la enseñanza, como es el caso de Finlandia y Singapur, hace redundantes procesos de evaluación del profesorado más rigurosos.

Otro mito común sobre la calidad del profesorado es que "la calidad de un sistema educativo tiene como techo la calidad de sus maestros". Quienes creen esto tienden a ver la enseñanza como un arte individual donde cada profesor está desconectado de los otros profesores y de la comunidad profesional que comparten. Pero para mí, al menos, la enseñanza es un juego de equipo donde el liderazgo, un sueño compartido y una cualificación profesional común ayudan al equipo a ser más que sus jugadores individuales. Esa es una razón por la cual el liderazgo en las escuelas se ha convertido en una moneda tan valiosa.

JG ¿Puedes explicar la naturaleza y el nivel de profesionalidad que los profesores tienen en las escuelas finlandesas?

PS La profesionalidad del profesorado tiene cuatro manifestaciones en las escuelas finlandesas. En primer lugar, los profesores tienen el papel principal en la planificación y el diseño de su currículo. Esta autonomía y la responsabilidad sobre la planificación se consideran piedras angulares del liderazgo y de la profesionalidad de los maestros.

En segundo lugar, los profesores son libres para elegir los mejores métodos de enseñanza posibles para lograr los objetivos de aprendizaje descritos en el currículo educativo. En tercer lugar, los profesores son responsables de evaluar y calificar a sus alumnos según los criterios establecidos en el currículo de su escuela. Por último, la profesionalidad en las escuelas finlandesas requiere que los profesores sean miembros activos de su comunidades profesional. La formación académica del profesorado basada en la investigación en Finlandia se centra en estos cuatro aspectos de la profesionalidad. El liderazgo escolar es, entonces, el pegamento que une estos elementos de la profesionalidad de los docentes por el bien de la escuela.

JG ¿Qué hace Finlandia para desarrollar de forma eficaz el liderazgo escolar? ¿Cómo te conviertes en director en una escuela finlandesa? ¿Los directores de escuela están, por lo general, satisfechos con su papel?

PS Hay una regla estricta en Finlandia según la cual los directores de escuela deben estar cualificados para enseñar en las mismas escuelas que dirigen. Esto significa que un profesor de matemáticas de secundaria no puede ser nombrado director de una escuela de primaria sin tener la cualificación de maestro de primaria. Un liderazgo escolar eficaz comienza aquí. En Finlandia se espera que los directores de escuela siempre deben ser maestros con experiencia que tienen las características personales para liderar a otros profesores y la escuela. Antes de optar a sus puestos como lideres de la escuela, los candidatos deben tener una determinada cantidad de formación sobre liderazgo –normalmente ofrecida por las universidades finlandesas–, una trayectoria positiva como maestro y una personalidad adecuada.

Los directores de escuela ahora suelen ser nombrados por un período fijo (de cinco a siete años). El aumento de la burocracia y los ajustes económicos han afectado también a las condiciones de trabajo de los directores. Hay profesores con mucha experiencia que antes se habrían planteado acceder a los puestos de liderazgo en las escuela sy que ahora prefieren permanecer en sus puestos de trabajo como docentes –a menudo por las razones mencionados anteriormente–.

JG ¿En el sistema educativo finlandés el compromiso con la equidad es algo muy valorado? ¿Qué tipo de políticas (por ejemplo, financiación) y procedimientos se utilizan para garantizar resultados equitativos para los estudiantes finlandeses?

PS La equidad es el fundamento del sistema educativo de Finlandia. Desde principios de la década de los 70 las políticas educativas de Finlandia han ido dirigidas a construir un sistema que proporcione a todos los estudiantes las mismas oportunidades educativas de éxito en la escuela, con independencia de su entorno o procedencia familiar. Hoy en día Finlandia es uno de esos sistemas educativos exitosos con excelentes resultados de aprendizaje y una equidad generalizada que recorre todo el sistema.

Hay ciertos principios que Finlandia ha seguido en la creación de su equitativo sistema educativo. En primer lugar existe una financiación escolar equitativa que dirige los recursos a las escuelas en función de sus necesidades reales. Esto es bastante cercano a lo que el Informe Gonski sugería para Australia. En segundo lugar, existe un sistema de educación especial universal y bien dotado de recursos que es capaz de proporcionar apoyo a todos aquellos que lo necesitan desde el principio y sin que esto suponga ser etiquetado en la escuela. En tercer lugar, contamos con una manera sistemática de incrustar el apoyo a la salud y el bienestar de los alumnos en el día a día como parte del trabajo de cada escuela. Esto incluye comidas escolares saludables, controles de salud, controles dentales y orientación para todos los niños. Por último, Finlandia tiene un currículo equilibrado que se basa en la comprensión de que existen inteligencias múltiples en todas las aulas. La equidad mejora cuando todos los estudiantes tienen acceso a artes de alta calidad, música, educación física y otras materias no académicas de la misma manera que estudian la lectura, matemáticas, ciencias y otras materias académicas.

La mayoría de los finlandeses creen que un sistema de educación fuerte es la mejor manera de mantener y mejorar la calidad y equidad de la educación. La evidencia internacional también está clara: los sistemas educativos más exitosos son aquellos que combinan calidad y equidad en sus prioridades educativas, y que cultivan la educación como un derecho humano básico a través del servicio público para todos los niños y niñas.

No hay comentarios:

Publicar un comentario